Paul McCartney: «Me sentaba con Elvis Costello a componer como con John Lennon»

12

El Beatle reedita «Flowers in the Dirt» (1989), uno de sus mejores discos

Hace unos días Paul McCartney anunció que estaba trabajando en un nuevo álbum. Pero antes de que lleguen estas canciones, hoy reedita «Flowers in the Dirt», de 1989, uno de sus mejores discos en solitario. Incluía el single «My Brave Face», y contó con las colaboraciones de David Gilmour, George Martin y, sobre todo, Elvis Costello.

Un tercio del disco está firmado junto a Elvis Costello ¿Cómo ocurrió?

La idea fue del mánager, que preguntó si me gustaría colaborar con Costello. Y dije: claro, él es de Liverpool, tenemos un montón de cosas en común.

¿Y cómo fue?

Lo pasamos muy bien, trabajando en mi estudio de Sussex. Tengo allí una oficina en la que llevamos a cabo el mismo proceso que yo desarrollaba con John Lennon. Fue fantástico y nos reímos mucho. Nos sentamos frente a frente, como hacía con John, con guitarras acústicas, y como él es diestro y yo zurdo parecía un espejo.

¿Pensaba en una gira mientras lo escribía?

Siempre piensas: «Hagamos un puñado de canciones y llevémoslas de gira» Esperas que funcionen. Algo como lo que pasó con «My brave face», que al principio del tour nadie la conocía y al final era la más popular. Eso es lo que esperas siempre, que algo destaque. Yo quería un álbum que funcionase y que conectase con la gente.

¿Es cierto que Costello le pidió que volviera a usar su bajo Hofner?

Lo tenía aparcado. Pensaba que lo había superado, así que estaba usando un bajo más contemporáneo. Elvis me pidió que lo usáramos en una canción y desde entonces lo he vuelto a usar y cada vez me parece mejor.

Siempre buscamos interpretaciones de sus letras, incluso de carácter personal. ¿Es cierto que la canción «Put it there» tenía algo que ver con su padre?

Muchas de las canciones, como ocurre con todas mis creaciones, son invenciones y no tienen nada que ver conmigo, ¡aunque un psiquiatra seguramente estaría en desacuerdo! Pero hay algunas que hablan de mi vida. «Put it there» era una expresión típica de mi padre que recuerdo de cuando éramos niños. Solía extender la mano y decir «Put it there (ponlo ahí) si pesa una tonelada». Son recuerdos que envuelves con afecto, por eso escribí una canción sobre ello.

¿Trabajó con George Martin en esa canción en particular?

George hizo la orquestación. El resultado recuerda ligeramente a «Blackbird». Daba siempre gusto estar cerca de George, era una presencia tranquilizadora y muy inteligente. Y tenía tanta confianza que le decía: «Qué tal iría un pequeño cuarteto de cuerda ahí o algo. Estos son los acordes: duh duh duh duh duh…» Y él iba y lo escribía. Era un gran tipo, divertido y listo, un gran músico y un gran amigo.

¿Ha escuchado el álbum durante todos estos años? ¿Qué opina?

Nunca hasta hace muy poco tiempo. No suelo escuchar mi propia música. Siempre estoy concentrado en el siguiente trabajo. Es muy raro que escuche viejos discos hasta que ocurre algo como esto. Pero eso es lo más interesante de los procesos de remasterización. Tuve que ir a Abbey Road y escuchar el álbum para aprobar la remasterización. Pero debo decir que cuando llegué a escucharlo no sabía si había canciones que aguantaran. Pero entonces vi que estaba «Distractions» y «Put it there», así que dije OK. Y «Motor of love», que también me encanta. Escuché entonces «My brave face» y pensé: «Yeah, esta es verdaderamente buena, sabes, creo que hicimos un gran trabajo aquí, con armonías preciosas y mucho más». Con «Rough Ride» me acordé de la implicación de Trevor Horn. «We got married» tiene a David Gilmour…

Paul Carpenter / abc