Inauguran exposición de grabados de José Guadalupe Posada

7

Ciudad de México. En el marco del centenario de la muerte del impresor Antonio Vanegas Arroyo (1850-1917) la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada inauguró este jueves una exposición de grabados de José Guadalupe Posada (1852-1913) y su antecesor Manuel Manilla (1830-1895), pertenecientes de la colección de Luis Moro, artista español con arraigo en México, curador de la muestra.

Ver la obra de Posada, quien le dio otro giro a la calavera de Manilla, siempre complace y aporta nuevos descubrimientos. “Cuando uno ve las hojas volantes siente inmediata nostalgia de una época y surge una ilusión: creemos que ya conocemos esas portadillas y que hemos leído reiteradamente esos cuentos, relatos y sucesos escalofriantes. Algo de ello es cierto”, expresó en el acto José Ramón San Cristóbal Larrea, director de Promoción Cultural y Acervo Patrimonial de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“A lo largo de nuestra vida -quizá sólo los más jóvenes quedan fuera de esta generalización- cae en nuestras manos algo de Vanegas Arroyo y lo atesoramos, o al menos lo devoramos por su calidad y por su contenido, tales verbigracia las numerosas entregas de la colección de canciones modernas. Su inconfundible maestría, los trabajos con grandes maestros como Posada y Manilla, hacen nuestra su memoria editorial y refrendan esa ilusión de ‘haber visto, de conocer, de recordar’”, agregó San Cristóbal Larrea.

Numerosos escritores, la mayoría ahora desconocidos, incluido el propio Vanegas, colaboraron en diversos corridos, cuentos, canciones, calaveras, librillos religiosos y otras obras de carácter popular. El impresor, quien marcó una época como editor en México, publicó los periódicos El Centavo Perdido, La Casera, El Teatro, El Volador, Gaceta Callejera Don Chepito, que “nos describen la sociedad de la época, verdadera crónica social en la que cuentan cientos de historias”, tales como El moderno payaso, escogida recopilación de versos y entreactos cómicos para circo: El increíble suceso de una mujer que se convierte en piedra; y un suceso nunca visto: Una mujer que se divide en dos mitades, convirtiéndose en serpiente y en esfera de fuego.

La Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada se ubica en República de El Salvador 49, Centro Histórico.

Merry MacMasters / La Jornada